2013-04-24

MARQ / selección / remodelación del Puerto de Malpica / La Coruña


Después de haberme pasado ayer el día con la sonrisa de oreja a oreja (conté que me habían otorgado el premio Liebster Award), hoy he decidido... tomármelo con calma. ¿Qué os parecen estas imágenes?


Se trata de intervenir, junto con la Autoridad Portuaria, en la remodelación del puerto, principalmente en aquellos puntos en los que existe la posibilidad de crear espacio público explorando las condiciones del puerto como lugar de relación y acogida que cuenta con el atractivo de la actividad pesquera y las vistas de un enclave único, presente en la villa a través de rampas, escaleras y miradores. Explotar al máximo la condición de linealidad de un puerto dispuesto en arco, mediante un paseo a cota intermedia que recorre el acantilado apoyado en resaltes y coronaciones de muros que, en cierto modo, lo habita. De la nada aparece ante los ciudadanos el espacio de los escaladores, de los nidos de gaviota, de las rocas ocultas. El espacio intermedio, la capa de camaleón camuflado que contempla, sin interferir, la actividad portuaria. Ya casi nadie se acuerda, pero todo el suelo de la dársena se ha puesto a la misma cota, la 6.10 del muelle de la compuerta, lo que ha mejorado la integración visual y espacial del lado este, además de enterrar bajo el metro de relleno la conducción de saneamiento que recorría, a la vista, la fachada marítima. La recuperación de los muros sobre los que se asientan las casas, muchos de ellos de piedra, permite la lectura del acantilado, su imagen. Se insiste en las posibilidades de mejora de un caso recurrente en muchas villas marineras de Galicia que, dada su extensión, no admite respuestas de tábula-rasa: el hecho de que con el tratamiento de los pocos escasos elementos que se repiten, es decir, de aquellas pautas organizativas, muchas veces ocultas y de presencia descuidada y en si mismas no atractivas, puede conseguirse una belleza distinta, quizás desestructurada, cubista, pero reflejo de una intencionalidad directa, popular.  

Se actúa sobre uno de los elementos presentes en la memoria de la villa, el mirador del Murallón, mediante su ampliación y separación del tránsito de vehículos. Se derriban las edificaciones situadas en la bajada sur al puerto: almacén, taller y edificio de la Cruz Roja, lo que permite ampliar y liberar espacio en un trayecto en curva y proponer desde ahí el arranque del nuevo paseo hasta la Punta da Plancha, apoyándose en el propio muro de piedra y a una cota constante de unos 4.5 metros sobre la plataforma portuaria. A Plancha se convierte en mirador y rampa de conexión con el suelo y en el recorrido se tratan las zonas de acantilado cubiertas con hormigón gunitado mediante la creación de jardines artificiales. El Taller, en un principio reubicado bajo el paseo, se ha realojado definitivamente, como un mueble, en el interior de una nave existente.

En la memoria de la intervención están los muros y los muelles de piedra, plataformas inclinadas, verticales y horizontales, planas, lisas, sufridas y rozadas por los barcos. En la creación de nuevos espacios y usos está la utilización de un elemento y sistema constructivo contemporáneo, el prefabricado de hormigón, pieza-espacio y superficie-línea.



vía / arch daily











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco los comentarios o sugerencias que quieras hacerme.
¡GRACIAS por tomarte la molestia de escribirlos!

ShareThis

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...