2013-02-02

MARQ / selección / restaurante Gallastegui / Bilbao



Se trata de la reubicación del restaurante en un local en planta baja de un edificio residencial que sustituye al que lo albergaba anteriormente.


Como punto de partida, el local tiene frente a calle, con tres grandes ventanales, y fachada posterior a patio de manzana. Entre ambas zonas, un desnivel de 2 m., de forma que la que da a la calle cuenta con una altura libre de 5 m. y la posterior de 3 m.


















arquitectos / Felipe Pérez Aurtenetxe, Elena Usabiaga y Gerardo Zarrabeitia / pauzarq
 “Se toma la decisión de suavizar el gran salto o desnivel añadiendo una estructura intermedia de madera que conforma un nuevo comedor a media altura que sirve para escalonar el restaurante.
Se plantea una división funcional del restaurante en dos zonas, apareciendo una línea que divide el local de fachada delantera a trasera, separando la parte pública de la privada. La zona de servicios se sitúa a un lado, adosada a la medianera regular del local. Es aquí donde se localizan la cocina, los vestuarios y el almacén, este último comunica con la zona de acceso con el fin de facilitar la carga y descarga. La superficie restante del local la ocupa la atención al público, que se divide a su vez en tres niveles o comedores.
Desde la entrada se tiene acceso a un primer nivel donde se sitúan la barra por un lado, los aseos y un primer comedor con capacidad para 25 personas. A partir de aquí surgen a modo de terraza escalonadas los dos comedores restantes. Desde la escalera adosada a la caja de aseos-vestuarios se accede en primer lugar a un nuevo comedor con dimensiones y capacidad similares al primero y situado a un metro sobre la cota de acceso. Finalmente, la escalera desemboca en el último comedor (a cota del patio de manzana) que por su posición y dimensiones adquiere un carácter más reservado”.
fotografía / Felipe Pérez Aurtenetxe / pauzarq

Los distintos niveles de comedores cuentan con barandillas de madera de roble que, como material predominante sobre una base neutra, le proporciona al local elegancia y calidez.

La formalización de estas barandillas por medio de listones cuadrados separados entre sí actúa como filtro visual que aporta privacidad en los niveles superiores y se convierte en la imagen más potente y reconocible del proyecto.

El mobiliario se resuelve con elementos de diseño sencillo que no entran en competencia con la presencia constante de la madera.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco los comentarios o sugerencias que quieras hacerme.
¡GRACIAS por tomarte la molestia de escribirlos!

ShareThis

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...